THOMAS WEIKERT DIRIGE EL GRAN SALTO DEL TENIS DE MESA

THOMAS WEIKERT DIRIGE EL GRAN SALTO DEL TENIS DE MESA
Tenis de mesaThomas Weikert dirige el gran salto del tenis de mesa
"Queremos estar en el top 5 del deporte mundial"

"Antidopaje, ética, vigilancia, transparencia... Sólo poniendo atención a esto puedes sobrevivir"
Es uno de los gestores deportivos con más futuro del movimiento olímpico. El abogado alemán Thomas Weikert, presidente de la Federación Internacional de Tenis de Mesa, atiende a MARCA a pocos meses de los Juegos de Río.

Dicen que quiere llevar el tenis de mesa a cotas más altas, ¿en qué sentido?

El Comité Olímpico Internacional tiene 22 criterios de clasificación. Nosotros tenemos puntos fuertes y débiles, pero queremos estar en el top 5 de los deportes a nivel mundial. Por ejemplo, somos muy fuertes en web, Youtube... Tenemos un gran departamento de comunicación, con ideas nuevas para gozar de buena presencia en redes sociales, y hacemos un gran trabajo de marketing.

También han innovado en las reglas del juego.

Sí, hemos pasado de 21 a 11 puntos, hemos cambiado la bola, ahora es más grande... En un futuro contemplamos bajar hasta los seis puntos e incluso jugar con varias bolas, como en el tenis. Hemos consultado con las asociaciones y periodistas qué podemos hacer y estamos analizándolo todo.

    Somos uno de los deportes más grandes en cuanto al número de federaciones asociadas"

¿Su deporte ha conquistado ya el mundo?

No sólo se trata de tener el material necesario, sino de educación, de entrenamiento. Esto sólo es posible con entrenadores experimentados. Por ejemplo, los chinos, que son los mejores en nuestro deporte, se están abriendo en proyectos en lugares como Túnez... Técnicos y jugadores viajan para enseñar. Y en esto también somos uno de los países más fuertes. Estamos por todo el mundo y somos uno de los deportes más grandes respecto al número de federaciones asociadas. El objetivo no es ser la federación internacional más grande, sino estar en todo el mundo. Y estamos en el buen camino.

¿Cuál es su evaluación de sus primeros dos años como presidente de la ITTF?

Pensé que sabía todo sobre la ITTF, pero en verdad no sé nada. Había algunos campos con los que no estaba familiarizado en la ITTF: finanzas, antidopaje, que no era mi campo en la internacional, pero sí en Alemania... Lo desarrollé muy fuerte y la Federación Alemana de Tenis de Mesa era una de las líderes, una de las que tenía una norma antidopaje más férrea en mi país. Otras federaciones no eran tan fuertes.

¿Y cómo va esta lucha en la Federación Internacional?

Continúo fortaleciendo este punto en la Federación Internacional, un trabajo que empezó Adham Sharara. En todos los aspectos, él me dejó un buen legado tras sus 15 años, un regalo de Navidad. Estamos en la buena dirección. En estos tiempos, ve lo que pasa en la FIFA y en la IAAF, tienes que sobrevivir y hacer lo necesario no sólo desde un punto de vista legal, pero también desde una perspectiva moral. Hay que monitorizar y vigilar las apuestas ilegales. Tenemos una política anticorrupción y antidopaje: controles fuera de competición, en competición y una política de prevención para los deportistas jóvenes.

    Creo que los de Río serán unos buenos Juegos"

¿Hay que ser más contundentes ante estas amenazas?

Es necesario hacerlo para prevenir que la federación tenga dificultades, como pasa ahora en el fútbol. La FIFA es mucho más grande y tiene mucho más dinero, pero nosotros tenemos también algunos millones en nuestro deporte y hay que prevenir. Sabía que era necesario trabajar en todos estos temas, lo hemos hecho y lo haremos mucho más. Vemos que en otras federaciones no es la primera cosa que hacen, pero hay que hacerlo.

¿Es más importante que nunca tener líderes deportivos en los que confiar?

Por supuesto. Soy alemán y hace poco en mi país salió a la luz lo del Mundial de Fútbol de 2006... Algunas veces los alemanes dicen que la corrupción no es un tema nuestro, pero la corrupción está por todo el mundo, incluso en Alemania. Para mí es realmente importante tener transparencia y creo que la tenemos en nuestra Federación. En nuestra página web, puede ver todos los documentos.

¿Qué tal lo está haciendo su compatriota Bach al frente del CIO?

Lo conozco de Alemania, creo que está haciendo un buen trabajo. La agenda 2020 es un buen ejemplo: más poder para los deportistas, más limpieza contra el dopaje y los amaños de partidos, más poder para que pequeños países puedan albergar los Juegos, que no sean tan grandes como en el pasado. Ahora tienes una opción real y en el pasado no la tenías. Antidopaje, ética, vigilancia, transparencia... Sólo poniendo atención a esto, puedes sobrevivir.

¿Qué espera de los Juegos de Río?

Tuvimos unos Juegos en Pekín, China es nuestro país más fuerte; luego en Londres, con un gran éxito; y ahora en Río creo que serán unos buenos Juegos. Los brasileños han mejorado mucho, son números uno en Latinoamérica y sus equipos masculinos tienen buenas opciones de llegar a cuartos de final, lo que sería un gran éxito para ellos. Tendremos novedades. El suelo, por ejemplo, que era rojo y azul, será verde por primera vez. Por supuesto, Brasil no es la tierra del tenis de mesa, pero sé por la venta de entradas y cómo se sienten que irá bien. Por primera vez en Latinoamérica tendremos cobertura televisiva, lo que es muy bueno para nuestro deporte. Necesitamos patrocinadores y, si no tienes televisión, no tienes patrocinadores..

¿Es difícil combinar innovación y tradición, especialmente en China?

Es difícil. Por un lado, tenemos los mejores jugadores en Asia, especialmente China. Ellos siempre ganan los Mundiales, los Juegos... Puede ser un poco aburrido para el resto, pero los chinos no son culpables de ser los mejores, son los otros los que tienen que trabajar. A veces es necesario cambiar y tener nuevas ideas e ir más allá de la tradición. Los chinos, en el pasado, aceptaron estos cambios. Por ejemplo, llevar sólo dos jugadores por país en el torneo individual en los Juegos fue un gran desafío, pero al final lo aceptaron. Ahora, al menos, un medallista no es chino. Creo que es necesario que los grandes jugadores chinos ayuden a otros jugadores por el interés ajeno, pero también por el propio interés.

¿Qué le parece el nivel de España en tenis de mesa?

En España hay un buen lugar de entrenamiento en Barcelona. En este momento no lo tienen fácil, porque no tienen mucho dinero. En la competición femenina han contado durante los últimos años con una de las mejores jugadoras europeas, nacida en China. En hombres no son tan fuertes, no hay muchos jugadores en el top 100. Tienen que trabajar mucho para seguir desarrollando el deporte allí.

¿Es la nacionalización de jugadores chinos una amenaza para su deporte?

Mi posición, y la de la ITTF en este momento, son muy claras. Hay diferentes periodos de espera. Desde mi punto de vista, tenemos que encontrar para el futuro una regla para todos los deportes. En mi opinión, no es un peligro. Lo que no queremos es que un jugador chino juegue hoy por China y mañana por otro país, como Qatar. Pero si un jugador nacido en China vive un tiempo en otro país, trabaja y tiene familia allí, entonces para mí podría competir en todos los eventos, sea tenis de mesa u otro deporte.

¿Cuáles son sus próximos desafíos?

Queremos más televisión a nivel de competición y hacer nuestro deporte más atractivo. Hacer el juego más corto, más intenso, más tiempo de juego y menos de descanso. Ese es el objetivo. Queremos atraer a los medios. Y el otro objetivo es el desarrollo, hacemos mucho, pero queremos hacer más en países en desarrollo. Esto es una cuestión de dinero y por eso necesitamos más patrocinadores y atraer a más jóvenes a practicar tenis de mesa. Otro desafío es el equipamiento, debería ser más barato para que los jóvenes en países en desarrollo que no tienen mucho dinero pudieran practicar.
Déjanos tu comentario