LA BODA DE CARLOS MARTIN Y NELLY


FELICIDADES A CARLOS MARTIN Y SRA.

RANKING ANDALUZ JUVENIL MASCULINO

 
Clasificación final temporada 2001-2002:

1º Carlos Martín de La General de Granada 40 puntos

2º Juan Gómez del Coop. Las Marismas Lebrija 34 puntos

3º Francisco Martín de La General de Granada 32 puntos

4º Antonio García de La General de Granada 28 puntos

5º David Muriel del Mercantil Sevilla 24 puntos

                                    Me vine de Almuñecar por la mañana, una boda, llevaba tiempo sin ir a ninguna, me parece que ocho años, así que no podía perdermela, además es Carlos Martín, buen chaval, un gran jugador (solo hay que mirar este ranking andaluz juvenil masculino), nunca una polémica, Dios tal vez no le dio una gran rapidez, unas grandes piernas para moverse, pero jodes, vaya golpe de reves que le dio, que envidia, uno que nunca supo hacer top spin de revés, y si que lo ha utilizado bien.

                                    Comprobando el ranking, cuatro jugadores de ellos estuvieron en la boda, solo Paquito no pudo asistir, con su mismo apellido, estaba a muchos kilometros, además casado con otra chica sudamericana, lo mismo que Carlos, aprovechando este ranking hago constar lo complicado que es seleccionar jugadores, fijate para llevar tres al campeonato de España infantil o cadete, por eso aproveche para pedir disculpas a los asistentes, muchos de ellos habían sido seleccionados por mi y otros de ellos se habían quedado sin ir con la selección, lo que alguna vez en su vida pudieron decir "que cabrón, tenia que haber ido yo" y lo mismo tenían que haber ido, ya lo he dicho es complicado saber quien va, hay muchos y buenos para seleccionar y claro muchas veces puedes equivocarte, pero si digo que nunca a caso hecho, siempre tendré una respuesta.

                                     De hecho a mi también me paso, creo que debería de haber ido a unos Juegos Iberoamericanos en la República Dominicana, bueno el equipo debíamos de haber sido Emilio Fernández, Luis Calvo y yo, pero consideraron que ya eramos mayores, y llevaron a otros más jovenes, que estaban detrás nuestra en el ranking, te cabreas y te das cuenta que se ha cometido una injusticia, pero era un criterio tan válido como otro cualquiera, sin embargo tuvo gracias, de los tres jovenes jugadores (tenian 8 ó 9 años menos que nosotros) que fueron , dos de ellos se retiraron con 22 ó 23 años y Emilio, Luis y yo hemos estado jugando hasta no se sabe cuando, por eso los criterios pueden estar equivocados, esos demostró el tiempo que lo estuvieron, pero como lo iban a saber entonces ellos.

                                    Volviendo a la boda, estuvo muy bien, cuantos buenos jugadores: Samsonov, Dani Torres, Jesús Cantero, Pera Navarro, y todo el elenco de jugadores del Ciudad de Granada de todos los tiempos: Víctor Sánchez y David Rosario de la primera hornada, por cierto Víctor fue el único que estuvo en mi boda y en esta de Carlos, ya que yo me casaba 29 años antes, y en menos de un kilometro de El Lucero donde se celebraba la boda. El compañero de Carlos de siempre Pablo Moreno, que sigue jugando en Huetor Vega, jugadores de La Zubia como Cesar y Alex García, Alex Marín. De lejos vino el canario Carlos Perdomo, con un bebé que no se dormía nunca, que resistencia, sus suegros se sentaron en mi mesa, los padres de Jesús Rodríguez, los padres de Rafa Taboada, el padre de Capelo (por cierto baila mejor que juega, y no digo que juega mal) con su pareja, muy simpática y buena cantante.

                                     Pasamos un rato muy agradable, contando que había visto jugar a esos niños en la categoría alevín, y que ahora estaban alli, algunos padres, otros casados, otros con novia, y alli estabamos con sus padres sentados, contando historias y viendo como pasa el tiempo, ya les dije a Nelly y Carlos, que esteis veintinueve años casados como yo, como minimo, aunque yo no lo vea, que les vaya muy bien. En la raqueta pone una frase: "a Carlos Martín, un chico que merece la pena", de verdad lo creo.

                                     Gracias Carlos por invitarme, me alegró mucho ver a tu padre y que estuviera bien.